GudNews

La Colmena Que Dice Sí


Hace tiempo que venimos siguiendo de cerca la gente de La Colmena que Dice sí.

Una iniciativa como pocas de las que a uno le llega y le llenan ser parte de ella. En un mundo donde la velocidad es el único ritmo posible, y no sólo a nivel de velocidad, sino a nivel de vida, del consumo propio. Dónde lo rápido impera para dejar paso a lo siguiente y seguimos con el acelerador pisado sin mirar atrás. En un mundo donde nos hemos acostumbrado a vivir en ciudades de plástico, comer productos sin ningún tipo de control ni cuidado e incluso en según que lugares controlar la natalidad, La Colmena que dice Sí, nos propone una vuelta a los orígenes, a lo básico, a lo real.

 

En un mundo donde lo que se lleva es lo fácil, La Colmena apuesta por lo difícil, por la vuelta a los orígenes y por lo natural. La venta directa del producto a través del contacto directo entre consumidor y productor. Ese canal de comunicación extincto durante los últimos tiempos, se recobra con fuerza inusitada. Ahora que parece que la conciencia vuelve a aflorar en ciertos sectores de la población, conscientes que hay que hacer algo para cambiar la espiral en la que hemos convertido el planeta, la apuesta por el consumo de productos naturales y sostenibles es cada vez más creciente en la gente. Por eso es cada vez mayor la gente que ha desviado la mirada hacia nuevas formas que no se limiten a la calidad del producto, sino al interés de su procedencia y al intercambio con el prodcutor. “Saber que se come y de donde viene” en resumen. Como reza la canción de Springsteen, tener un poquito de Human Touch.

 

De ahí que esté imperando una mayor relación entre los productores que cultivan, miman y tratan de manera espacial su producto, y los consumidores, que conocen, acceden y seleccionan lo que compran y a quien se lo compran, gracias al sistema de La Colmena.

Y es que entre el productor y el consumidor, se encuentra el responsable de la colmena, aquel que se encarga de organizar los pedidos, hablar con productores, gestionar los consumidores y organizar las colmenas, que suelen tener lugar una vez por semana en lugares escogidos por toda la ciudad… y también extendida a todo el país. Cataluña, Madrid, Andalucía o el País Vasco son sólo algunas de las comunidades donde podemos encontrar colmenas, y dónde cada vez surgen nuevas impulsadas por el espíritu de la gente. Es en ese espacio donde confluyen todos los aspectos antes mencionados y que convergen en un espacio de intercambio, de contacto directo entre el productor que entrega su producto y el consumidor que lo compra, fomentando un diálogo entre ellos. Todo ello bajo el paraguas armónico de la satisfacción de estar obteniendo algo de primera calidad y contribuyendo a la sostenibilidad de la propuesta, intentando hacer de este mundo un lugar un poquito mejor.

 

…Nosotros tardamos un día en hacernos miembros consumidores de la colmena que tenemos más cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>